“Es mejor esperar que tener que retroceder en la desescalada”

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

El alcalde de Sepúlveda elogia la labor de los equipos sanitarios y el respeto mostrado por la población a las medidas de confinamiento

Sepúlveda estuvo el viernes entrando y saliendo de la lista de zonas básicas de salud que podrán iniciar el lunes el plan para la transición hacia una nueva normalidad. Por la mañana, la consejera de Sanidad de Castilla y León, Verónica Casado, confirmaba que esta zona de salud segoviana, que engloba a 25 municipios y 2.868 tarjetas sanitarias, había sido propuesta por la Junta al Ministerio de Sanidad para empezar la desescalada, y por la noche se quedaba excluida de la relación de territorios que habían recibido la autorización del Ejecutivo para dar este paso.

Estos movimientos se vivieron con expectación en Sepúlveda pero no llevaron a la decepción “porque en ningún momento se dio por seguro y la mayoría de la gente comprendía que la decisión tenía que pasar por el comité científico del Ministerio”, según relata el alcalde de la villa, Ramón López Blázquez. El regidor sabe que esto no es una lotería, que es tema muy serio y entiende que hay que respetar las decisiones de los expertos. Prefiere esperar que dar un paso en falso porque sabe que el ánimo de sus vecinos, como el de millones de españoles, está “decaído” después de meses de confinamiento y un retroceso podría agudizar el desaliento. “Lo que queremos es no volver atrás”, dice Ramón López. “Es mejor esperar —comenta— que pasar de nivel y después por cualquier circunstancia tener que retroceder”. El alcalde socialista sostiene que para poder avanzar con seguridad es “importante no relajarnos y no despistarnos de nuestro objetivo que es que toda España, que todo el mundo salga de esta crisis tan aguda que estamos pasando”.

Desde esta perspectiva, López Blázquez sostiene que sirve de muy poco que una pequeña zona salga del confinamiento si sus vecinos siguen blindados. “Podemos estar nosotros en el nivel tres —añade— pero si el resto está en cero, seríamos una isla”. Con estas reflexiones el alcalde de Sepúlveda no pretende ocultar el deseo de que su zona avance hacia la normalidad y agradece que la Junta la haya propuesto para empezar la desescalada. “Aquí se han hecho las cosas medianamente bien y hay que destacar la magnífica labor de todos los trabajadores del centro de salud y la actitud maravillosa que han tenido los vecinos respetando el confinamiento”, manifiesta el alcalde de Sepúlveda