Rechazado el recurso de la familia Barrio contra Belenguer

La Audiencia Provincial ha desestimado el recurso de apelación interpuesto por la familia del torero Víctor Barrio absuelto por incitación al odio, aunque el juez de lo Penal observó una conducta repulsiva

El juez de lo Penal, Fautino Gudín, absolvió al maestro Vicente Belenguer por un delito de incitación al odio contra Víctor Barrio y su familia, a raíz de un comentario que estaba publicado en su perfil de Facebook, tras la muerte del diestro por una cornada en la plaza de toros de Teruel, el 9 de julio 2016. Además de recurrir, la familia pidió que se aplazara el juicio a Belenguer por presuntas injurias, tambien en lo Penal, previsto inicialmente para el 20 de enero, hasta que la sentencia no fuera firma.

En un auto de la Audiencia Provincial firmado a finales de diciembre de 2020 al que ha tenido acceso El Día, se desestima el recurso de apelación interpuesto por la representación procesal de la familia Barrio, así como la adhesión al mismo del Ministerio Fiscal, contra el auto de fecha 7 de octubre de 2020, dictado por el Juzgado de lo Penal, declarando de oficio las costas de esta alzada.

Asimismo la Audiencia, que dicta el sobreseimiento definitivo, entiende que con la doctrina que cita, "pretender como la parte pretende que se pueda celebrar un nuevo juicio contra el acusado por los mismos hechos porque en aquel juicio anterior fuese absuelto, constituye una negación absoluta de los mismos principios fundamentales del derecho penal".

En la sentencia recurrida se indicaba que los los hechos denunciados no se pueden subsumir ni encajar en el delito de odio, partiendo de que el legislador ha querido proteger a determinados colectivos vulnerables del discurso del odio, pero entre ellos no se encuentra el mundo de la tauromaquia, aparte de que «no hay suficiente prueba de cargo para dar por acreditados la autoría del acusado en los hechos denunciados».

Raquel Sanz, viuda del torero, sostuvo que la sentencia les deja desprotegidos, mientras aseveró que «si no estás en los colectivos [que contempla el delito de odio] puedes enfrentarte a cualquier barbaridad».