Oleada de solidaridad con el matrimonio que perdió la casa en un incendio en Castillejo

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Una campaña de 'crowdfunding'recauda en Internet casi tres mil euros en apenas tres días

«Lo han perdido todo y necesitan recomenzar y volver a sentir que sus vidas retornan, no a la normalidad, pero sí a la calma que les permita superar estas nuevas circunstancias. Es por ello que os pedimos ayuda para unos amigos en el peor momento de sus vidas».

Es el llamamiento que Laura Muñoz, hija de una amiga del matrimonio, hace en la plataforma Gofundme para recaudar fondos que ayuden a José Luis y Elia a reconstruir la casa que perdieron en un incendio ocurrido en la localidad segoviana de Castillejo de Mesleón el pasado 19 de enero. El objetivo es ayudarlos a reconstruir una buena parte de su vida, pues José Luis y Elia, de 61 y 56 años, respectivamente, han visto cómo un incendio devoraba por completo no solo la casa, con todas sus pertenencias dentro, sino todo proyecto de vida construido desde hace casi veinte años y los sus planes para disfrutar de una merecida jubilación.

La pareja trabaja en una panadería artesanal en Madrid, pero su hogar se encuentra en Castillejo de Mesleón, en el corazón del nordeste segoviano, donde reside. Antes de que el incendio redujera a escombros su vivienda, José Luis y Elia recorrían a diario los 108 kilómetros que separan el pueblo de la capital de España. El matrimonio vive unos días complicados, según desvela Laura Muñoz, pues está alojado en casa de un familiar y necesita reponer ropa y objetos personales de uso diario, entre otras cosas. El negocio, de momento, lo tienen cerrado. «Los pagos del seguro no son ni suficientes, ni llegan a tiempo, y aún les faltaban unos años de hipoteca por pagar, por lo que buena parte de la indemnización irá destinado a ello», argumenta la promotora de la campaña de 'crowdfunding'.

La iniciativa ha generado una oleada de solidaridad que, a buen seguro, crecerá en las próximas horas. En tan solo tres días se han recaudado casi 3.000 euros. El donativo es libre (las cantidades aportadas van desde los 5 a los 200 euros) y el objetivo es alcanzar los 20.000 euros, dinero que les permitiría empezar a remontar el vuelo «en el peor momento de su vida».

Tras la hecatombe que supuso el incendio, José Luis y Elia cerraron temporalmente la panadería que regentan, sin anunciar a vecinos y clientes la verdadera causa que había detrás de la decisión. «Permaneceremos cerrados por asuntos personales. Disculpen las molestias», rezaba la escueta nota que colgaron en la puerta del establecimiento. Sin embargo, la propietaria de un local cercano decidió colgar otro cartel en el que explicaba la situación de los panaderos y pedía ayuda. «Son dos personas maravillosas a las que la suerte no les está sonriendo». Este aviso y la campaña lanzada en Internet han desencadenado la oleada de solidaridad.

Día trágico
El incendio ocurrió la tarde del pasado 19 de enero. Cuando llegaron los bomberos de Segovia y los voluntarios de Sepúlveda a la urbanización Sotopinilla de Castillejo de Mesleón, poco más pudieron hacer que extinguir las llamas que ya habían devorado casi toda la vivienda. Antes de las 13:30 horas, el Centro de Emergencias 112 de Castilla y León recibió las primeras llamadas de alarma. Se estaba quemando el tejado de una vivienda unifamiliar en el Camino El Lomo. Al principio nada se dijo de que alguien necesitara asistencia médica, pero después tuvieron que ser atendidas dos personas que habitaban la casa (José Luis y Elia), que presentaban claros síntomas de intoxicación por humo y un ataque de ansiedad.

Las causas del fuego aún tendrán que determinarlas los técnicos. Al parecer, comenzó en el tejado de la casa, que después se derrumbó al dañar de forma considerable la estructura de madera. Según fuentes de los bomberos de Segovia, el viento racheado que ese día azotaba esta parte de la provincia avivó las llamas y favoreció que se propagaran al resto del inmueble, que quedó completamente destruido.

Al recibir el aviso, el 112 contactó con la Guardia Civil y los bomberos de Segovia, que desplazaron los medios necesarios y avisaron a los bomberos voluntarios de Sepúlveda. Ya en el lugar, la Guardia Civil solicitó asistencia sanitaria para la mujer, que presentaba síntomas de intoxicación por humo además de una crisis de ansiedad.

El personal de Sacyl desplazado a Castillejo de Mesleón atendió al matrimonio en el lugar. Los bomberos de Segovia dieron por extinguido el incendio horas después. De la vivienda que en su día construyeron con esfuerzo e ilusión solo quedaba un montón de escombros humeantes.

Comments are now closed for this entry